PARA AVANZAR, A VECES HAY QUE MIRAR EL CAMINO RECORRIDO